Aprendizaje basado en proyectos.

Un sistema educativo que en estos momentos precisa de un cambio radical, surgen determinadas metodologías de enseñanza, algunas ya hace años, que tienen como objetivo crear ambientes de aula encaminados a la satisfacción de los alumnos, ya que esta satisfacción creemos que generarán nuevos y mejores aprendizajes en los discentes. No voy a enumerar todas ellas, que las hay, pero sí voy a comentar el aprendizaje basado en proyectos. Esta metodología, en la cual me siento identificado, tiene como principal objetivo crear en el alumno el interés por aprender, haciéndolo partícipe de su enseñanza. No es sólo hacer trabajos en grupo, es provocar en los alumnos las dudas, las reflexiones y que sus intereses individuales o de grupo formen parte de cada uno de los proyectos. En mi caso, así lo hacemos, presentamos el proyecto teniendo en cuenta los criterios de evaluación de ciclo y entre maestro y alumnos ofrecemos toda una serie de alternativas, actividades o creaciones en las que todos estamos identificados. Una forma de llevar al aula una serie de actividades diarias que los alumnos no se esperan, no se hace rutinario, ya que cada día es una aventura, con nuevas actividades, con nuevos aprendizajes.
Para ello es necesario crear ese ambiente de aula en el que todos se sienten con derecho a opinar, a respetar las opiniones de los demás, y en definitiva todos tienen derecho a aprender. Al no hacer de nuestro trabajo una rutina realizamos la magia de la enseñanza que no es otra que incentivar constantemente la curiosidad del alumno lo que conlleva que nos ofrezcan su atención. Francisco Mora, @morateruel, Catedrático de Fisiología Humana en la Complutense nos revela que “la atención es como un foco de luz que ilumina lo que sobresale en el entorno, un mecanismo cerebral que permite hacer consciente lo que se ve o se toca. Lo interesante es que ese foco de luz es singular, único y solo tiene una duración de tiempo que oscila, según entrenamiento, entre 65-200 milésimas de segundo“, lo que nos hace entender de la suma importancia que tiene la atención en el aprendizaje. Mediante la metodología basada en proyectos provocamos ese interés en los alumnos por aprender, esa curiosidad por saber más, sentirse pertenecientes a un aula en la que se desea aprender y en esos llevan implícitos todos aquellos criterios de evaluación que necesitan para promocionar de ciclo, si nos atenemos al currículum. Para finalizar esta entrada, volveré a citar a Francisco Mora en una pequeña anécdota que deja bien claro cómo “trabaja” la atención.
“Mis alumnos suelen escucharme, pero si se paseara una jirafa por el aula no me atenderían. Y eso es porque la jirafa abre una ventana fundamental para el aprendizaje que tiene que ver con la supervivencia: la curiosidad, un integrante básico emocional”. Completamente de acuerdo. Considero primordial para un formador de personas estar atentos a todos estos avances en neuroeducación porque harán más satisfactorio nuestro quehacer diario y le dotará de sentido.

20140104-172801.jpg

Anuncios

2 comentarios en “Aprendizaje basado en proyectos.

  1. Una buena opción esta metodología, para despertar el interés, el pensamiento crítico y motivar la reflexión. Además de la interacción entre el maestro y los alumnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s