¿Cómo quieres tu aula?

Cuando nos hacemos esta pregunta lo primero que nos viene a la cabeza son aspectos relacionados con el espacio físico. Agrupaciones del alumnado, materiales, pizarra digital,…
Realmente todo eso es importante, si le damos el sentido que debe tener. El aula como espacio de relación que es, entendiendo que con la interacción se favorece el aprendizaje, las agrupaciones, mobiliario y demás aspectos son de vital importancia.
Un lugar que favorezca la creatividad, el desplazamiento, el descanso, la actividad… un lugar de crecimiento para cada uno de ell@s.
¿Cómo sueñas tu aula?
Si cierras por un momento los ojos, y prestas atención a tu visión descubrirás cómo debe ser tu aula, qué deseas y esperas de tus alumn@s, y también verás qué esperan y desean ell@s de ti. Porque en la enseñanza ell@s tienen mucho que decir, y nosotros tenemos mucho que escuchar. Recordemos que el aprendizaje surge de dentro hacia fuera, presenta los contenidos de forma atractiva y ell@s los harán suyos, porque de esta forma los interiorizarán y tendrán significado para ellos. Todo lo que venga de fuera sin ser atractivo no llegará a ser aprendizaje “libre”, ni a ser interiorizado.
Haz que se sientan únicos.