Compartir es aprender…pero comparte

Descubrí la importancia de compartir, compartir a cambio de nada, compartir para aprender, compartir información para crecer. Lo que das, recibes, lo que te quedas para ti, lo pierdes. Estamos en un mundo conectado, un mundo en que el conocimiento está en todas partes, en todos los lugares, simplemente debes querer tener acceso a él.

Este es un post, puede ser, políticamente incorrecto, aunque moralmente correcto. Trabajo en educación, en la enseñanza, con la finalidad de formar unas personas que puede que algún día dirijan, hasta cierto punto mi vida, la vida de la sociedad, pero ante todo, trabajo para formar personas de las cuales creo que sentarán las bases para que lo que hoy vivimos, momentos de cambios, incertidumbres, crisis, y habiendo una formación adecuada, no vuelva a ocurrir. Momentos en el que las familias no disponen de las herramientas básicas para llevar una vida placentera, centros escolares que no disponen de recursos para atender a todas las diferencias de su alumnado, y que entonces debemos más que nunca priorizar en lo que es importante en la escuela, y enfocar todas nuestras energías en su consecución.

Compartimos con el único objetivo de aprender, empezamos relaciones en nuestros ámbitos y aprendemos de ellas, con el consiguiente crecimiento personal. La base de todo aprendizaje es la relación, en el aula, en el centro, en la localidad, en el mundo, no construyendo muros en donde esa información quede estancada.

Disponemos, los estudiantes y docentes de diferentes programas para ese intercambio cultural, de sensaciones que conllevan en teoría una mejora de nuestra profesión. Esos programas están enfocados a ese intercambio de experiencias, pudiéndose llevar a cabo gracias a subvenciones que financian tanto los viajes como el alojamiento. Pero, en una sociedad, en la que todos nos quejamos, en nuestra profesión, aumentos de ratio, disminución de salarios,…, sí que se pueden percibir una serie de emolumentos para llevar a cabo esos programas y realmente no poner en práctica, ni informar al profesorado, quedando simplemente en viajes de turismo, sin que se lleguen a presentar opciones de trabajo, metodologías en diferentes países, o un simple y enriquecedor intercambio cultural.

Creo, y es mi opinión personal, que estos programas encaminados al intercambio de experiencias entre centros de diferentes países debería estar de alguna manera controlados, y ver si en algunos casos hay algún tipo de beneficio, es decir, si son momentos de compartir para aprender, o son momentos para hacer turismo.

“Cuando tengas que decir una verdad, dila, aunque te tachen de loco, pero en ese instante estarás fuera de la locura”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s