¿Adquirir conocimientos o aprender?

image

Como educadores, maestros o formadores debemos hacernos esta pregunta, ¿sabemos la diferencia entre adquirir conocimientos y aprender?
En una conversación informal con un compañero de profesión nos hicimos esa pregunta. El por qué es simplemente por nuestras ganas, motivación e ilusión por enfrentarnos a nuestro quehacer diario con la máxima seguridad de lo que estamos haciendo, y más aun por los tiempos tan convulsos en educación.
Nos encontramos en la escuela con un viejo paradigma en el que los alumnos deben adquirir una serie de conocimientos que van acumulando, pero realmente eso, ¿está relacionado con aprender y con la inteligencia?
Pusimos el ejemplo de un ordenador, una herramienta cada vez más en uso en las escuelas, que le damos una serie de datos, acumula la información, y lo convierte en conocimientos. Recopila, almacena y responde. Pero, ¿y un alumno?, ¿queremos que actúen de forma mecánica? En esta dualidad de adquisición de conocimientos y aprender, debemos ser neutros, las dos tienen importancia, siempre y cuando esos conocimientos que el docente imparte, el alumno los relacione, los vivencie y saque conclusiones por él mismo.
Todas estos aprendizajes deben estar relacionados con sus sentidos para que éstos a su vez tengan significado. Cultivar y amplificar sus sentidos para que sean personas extraordinarias, sensibles, capacitados para emplear su inteligencia en todas las situaciones de la vida. Piensan y sienten para luego actuar.